La Escuela

Un curso en Cal Clown no es sólo un curso, es una intensa experiencia generada por la mezcla del contacto diario con la naturaleza, la convivencia con los demás alumnos, cocinar y comer comida vegetariana, el compartir sueños y aspiraciones, y, sobretodo, por el aprendizaje de Clown en la carpa, el río, la casa y en varios espectáculos en lugares muy variados!

 

Cada curso es una experiencia irrepetible, única, dependiendo de quién está en Cal Clown en ese momento, de la estación del año, y de la magia que está fuera de nuestro control. En cualquier caso, podemos asegurar que la experiencia será auténtica, memorable y verdadera. En su futuro el alumno sentirá el efecto constante de las enseñanzas de Clown en su trabajo y en su vida personal, como un proceso imparable que estará muy enraizado en su alma desde su estancia en Cal Clown. Nuestro planteamiento del Clown es único porque el aprendizaje no es sólo durante las clases y los espectáculos, es todo el día durante todas las actividades. Creemos que el Clown no es sólo una profesión, es un estado del ser, una opción de forma de vivir, pensar y sentir. Como la intención de un Clown es la de repartir Amor y Alegría, el alumno intentará por lo tanto SER Amor y Alegría en sus actos y pensamientos lo más posible, y esto afectará por lo tanto a sus hábitos y a su forma de relacionarse con los demás.  

 

Hay pocos lugares dónde se pueda vivir una experiencia Clown tan intensa, espiritual y holística como en Cal Clown. Obviamente dependerá de tu actitud y nivel de entrega y trabajo, pero por muy poco que pongas de tu parte en el curso y en la experiencia, ganarás más conocimiento que en el doble de tiempo que dura el curso.

 

L´Escola de Clown de Barcelona fue fundada en el 2006 por Clara Cenoz, con el constante apoyo de Jon Davison. En el 2009 la movieron a Girona, a una bella casa en medio del bosque. Desde entonces a este lugar se le ha llamado Cal Clown, la “Casa del Payaso”.